Loading...

Saturday, 25 September 2010

Café con gorro de albañil

En la imagen una servilleta de papel y un vaso de plástico que contiene un café del tiempo (café, hielo y una deliciosa rodaja de limón). Naturalmente, sin azúcar porque oculta su sabor y, además, engorda. Este tiene una pequeña y curisoa historia que se aleja del marketing viral y de cualquier campaña de publicidad al uso.

Yo, autora de este blog, adoro los locales con autenticidad, aquellos que no pierden sus raíces e, incluso, pasan a través del tiempo sin modificar su estética original. Si hay algo que me seduce es el poder que los convierte en genuinos mientras el mundo cambia a su alrededor. Entrar en ellos es como viajar en el tiempo del presente al pasado tan sólo con el gesto de cruzar la puerta.

Este café con gorro de albañil primero fue un café para llevar convertido en una sútil y fugaz obra de arte que despertó mis ganas de compartirlo en Internet porque no es habitual, porque rompe moldes, porque, por suerte, estos pequeños gestos me recuerdan que la imaginación y la creatividad la tenemos dentro de nosotros escondida en algún lugar.

No comments:

Post a Comment